El todoterreno de altas prestaciones de la Clase G, con nueva presencia

13 Feb, 2018 | Mercedes Benz, Producto

La introducción del nuevo Mercedes-AMG G 63 (consumo mixto de combustible: 13,2 l/100 km; emisiones de CO2, ciclo mixto: 299 g/km) supone un cambio radical, el mayor en la historia de la Clase G de Mercedes‑AMG, sin que ello vaya en detrimento de sus acreditados atributos. El G 63 acredita su posición exclusiva entre los vehículos todoterreno de altas prestaciones con su potente equipo de propulsión, el tren de rodaje AMG RIDE CONTROL de nuevo desarrollo, los programas de conducción específicos AMG y el nuevo diseño interior con el puesto de conducción widescreen opcional. La base del lema Driving Performance característico de AMG está en el motor V8 biturbo de 4,0 litros y 430 kW (585 CV) de potencia, la tracción integral con prioridad al eje trasero (40:60) incluyendo tres bloqueos de diferencial, el cambio automático de 9 marchas con transiciones extremadamente rápidas, la suspensión independiente delante con eje de trapecio articulado y la amortiguación adaptativa regulable, características que hacen de éste un vehículo único tanto en carretera como fuera de ella. La nueva interpretación del inconfundible diseño se expresa en elementos de gran expresividad, comenzando con la calandra del radiador específica de AMG y continuando con los ensanchamientos de los pasarruedas, las llamativas salidas de escape y las llantas de hasta 22 pulgadas.

«El nuevo AMG G 63 enriquece el segmento de los vehículos todoterreno de pura raza con cotas hasta ahora inimaginables de Driving Performance. El carácter emblemático del G 63, un modelo de culto para nuestros clientes y los amantes de nuestros vehículos, ha sido nuestra motivación para conservar su carácter genuino. No obstante, con la incorporación del motor V8 Biturbo de 4,0 litros y la combinación de dinamismo, agilidad y aptitud para la conducción todoterreno, el vehículo alcanza un nivel técnico completamente nuevo», destaca Tobias Moers, Presidente del Consejo de Dirección de Mercedes-AMG GmbH. «Esto puede aplicarse a todos los modelos de la Clase G, pues Mercedes‑AMG ha sido responsable del desarrollo de su tren de rodaje, su chasis y los motores V8.»

Potencia acreditada: el motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros

El motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros sustituye ahora también en el G 63 al anterior motor V8 biturbo de 5,5 litros de cilindrada. En este modelo entrega 430 kW (585 CV) y pone a disposición un par motor máximo de 850 Nm. Este par está disponible en una amplia gama de revoluciones, desde 2.500 hasta 3.500 rpm, y transmite de ese modo una convincente sensación de dominio y poderío. La aceleración de 0 a 100 km/h transcurre en tan sólo 4,5 segundos. El dinamismo de la propulsión no decae hasta que interviene el limitador electrónico de velocidad a los 220 km/h, o hasta los 240 km/h si incorpora el paquete AMG Driver.

Los dos turbocompresores están situados dentro de la «V» formada por las dos bancadas de cilindros, y no en el exterior de las mismas. Sus ventajas son: un diseño compacto del motor, una respuesta espontánea de los turbocompresores y bajas emisiones, gracias al eficaz flujo de aire en torno a los catalizadores, dispuestos cerca del motor. El ocho cilindros despliega su potencia con un poderoso empuje en cualquier margen de revoluciones y combina este brío con máxima eficiencia para mantener bajos el consumo y las emisiones.

El uso de dos turbocompresores de doble entrada asegura una respuesta ideal. La carcasa de cada turbocompresor está dividida en dos ramales de flujo paralelos. En combinación con dos canales separados de gases de escape en el colector de escape, esta disposición permite conducir los gases por separado hasta el rodete de la turbina. Un canal reúne los gases de escape del primer y el cuarto cilindro de cada bancada, el otro los gases del segundo y el tercer cilindro. El objetivo es impedir una influencia mutua negativa entre los cilindros durante el ciclo de admisión y escape. De ese modo disminuye la contrapresión de los gases de escape y mejora el flujo en los ciclos de admisión y escape. El conductor disfruta así de un mayor nivel de potencia —resultante del mejor llenado de los cilindros con mezcla combustible—, de un par motor más elevado a partir de la gama de bajas revoluciones y de una respuesta más espontánea.

Otras particularidades del motor son los pistones modificados, un intercooler optimizado y numerosas mejoras en el software de gestión. A esto se suman el principio de inyección directa guiada de gasolina con inyectores piezoeléctricos, el bloque motor fabricado completamente en aluminio, la técnica de cuatro válvulas por cilindro con reglaje variable de los árboles de levas, el intercooler de aire y agua, la gestión del alternador, la función de parada y arranque ECO y la función de planeo.

Desactivación selectiva de cilindros AMG Cylinder Management

Con el fin de mejorar la eficiencia del equipo de propulsión, Mercedes-AMG ha implementado en el motor V8 del G 63 la función de desactivación selectiva de los cilindros AMG Cylinder Management. En el margen de carga parcial se desactivan los cilindros dos, tres, cinco y ocho, con lo que disminuye claramente el consumo de combustible. El consumo mixto de combustible asciende a 13,2 l/100 km, las emisiones de CO2 en el ciclo mixto son 299 g/km.

La desactivación selectiva de cilindros está disponible en un amplio margen de revoluciones, de 1.000 a 3.250 rpm, siempre que el conductor haya seleccionado el programa de conducción «Comfort» para el cambio. El menú principal AMG en el cuadro de instrumentos informa al conductor cuándo está activada la desactivación selectiva de cilindros, y le indica si el motor trabaja actualmente en la gama de carga parcial o de plena carga. La transición entre la operación con cuatro y con ocho cilindros se realiza sin influencia sobre el par del motor, de modo que los pasajeros no experimentan merma alguna del confort.

Cambio AMG SPEEDSHIFT TCT 9G con transiciones más cortas

Bajo el capó del G 63 trabaja asimismo el cambio AMG SPEEDSHIFT TCT 9G. Gracias a un software específico de gestión del cambio se logran transiciones muy cortas entre las distintas marchas. La reducción directa múltiple permite recuperaciones rápidas, y la función de doble embrague brinda una experiencia de conducción aún más sugestiva en los programas de conducción «Sport» y «Sport Plus». Para agilizar más aún los cambios de relación se llevan a cabo intervenciones definidas en el encendido.

El amplio escalonamiento entre las marchas permite elegir entre una vivencia de conducción muy deportiva y una experiencia confortable y eficiente. El vehículo se pone en marcha en primera marcha en todos los programas de conducción para poder garantizar una aceleración dinámica desde el primer giro de la rueda. Una novedad es la ubicación de la palanca selectora DIRECT SELECT, configurada como palanca en la columna de dirección, cerca del volante.

Un pulsador específico hace posible seleccionar el modo «Manual». El comportamiento del cambio se basa en el programa de conducción elegido y los cambios de marcha se efectúan a través de las levas en el volante. Además, el cambio conserva la marcha seleccionada y no pasa automáticamente a una marcha más larga si el régimen del motor alcanza el valor máximo del limitador.

Más tracción y más agilidad: la tracción integral AMG Performance 4MATIC

La tracción integral AMG Performance 4MATIC incorporada de serie se distingue por una distribución del par con prioridad al eje trasero, 40% delante y 60% detrás. Este dimensionamiento es la clave de una mayor agilidad en carretera, unida a una mejora en la tracción al acelerar. En el modelo anterior, la distribución del par se realizaba de forma homogénea entre los dos ejes (50:50).

Se ha perfeccionado la marcha reductora incorporada de serie para la conducción por terrenos accidentados. Este equipo permite al nuevo G 63 afrontar recorridos aún más exigentes fuera del asfalto. La desmultiplicación de la caja de transferencia tiene ahora una relación de 2,93. Por tanto, es mucho más corta que en el modelo precedente (2,1). Esto facilita sobre todo la puesta en marcha en pendientes extremas, pues aumenta claramente el par motor en las ruedas motrices.

La desmultiplicación para todo terreno puede acoplarse a vehículo parado o durante la marcha, hasta una velocidad de 40 km/h, utilizando el interruptor LOW RANGE. Con ello, la relación de desmultiplicación de la caja de transferencia cambia de 1,00 en el modo HIGH RANGE a 2,93. El paso de LOW RANGE a HIGH RANGE puede realizarse hasta una velocidad de 70 km/h.

El nuevo embrague de discos con mando inteligente actúa como un diferencial autoblocante con regulación automática y asegura que el nuevo G 63 conserva su maniobrabilidad fuera del asfalto. Ventaja: El conductor dispone de un mayor margen antes de conectar a mano los bloqueos de diferencial.

Si el conductor acciona el interruptor del bloqueo del diferencial central, el embrague de discos conmuta a un efecto de bloqueo del 100%. Los bloqueos en los diferenciales del eje delantero y el eje trasero están concebidos como bloqueos convencionales con acoplamiento de garras y una acción de bloqueo del 100%. Todos los bloqueos pueden acoplarse individualmente durante la marcha, tanto en el modo LOW RANGE como en el modo HIGH RANGE, en el siguiente orden: diferencial central, diferencial trasero y, por último, diferencial del eje delantero.

Los bloqueos de diferencial se activan por vía electromecánica y están interconectados en red, de modo que reaccionan con mayor rapidez al accionamiento de la tecla correspondiente. Un LED en el mando y una indicación en el visualizador del conductor muestran qué bloqueo está activado.

Tren de rodaje AMG RIDE CONTROL con amortiguación adaptativa regulable

El nuevo G 63 tiene mayor capacidad de avance fuera del asfalto y es más dinámico y confortable en carretera que el modelo anterior. Una contribución importante a la sensación ágil de conducción procede del nuevo tren de rodaje con muelles helicoidales en las cuatro ruedas, desarrollado completamente por Mercedes-AMG. Por primera vez se incorpora en el eje delantero de este modelo una suspensión independiente con eje de trapecio articulado; en el eje trasero se monta un eje rígido con suspensión de cinco brazos.

Los componentes del eje delantero de trapecio articulado se sujetan directamente al bastidor de travesaños, sin necesidad de portaeje. Los puntos de acoplamiento del brazo transversal inferior se han dispuesto a la mayor altura posible. Esta disposición es garantía de buena manejabilidad en carretera y campo a través. Una barra de torretas, a modo de puente entre los montantes telescópicos de la suspensión, une las torretas delanteras y aumenta la rigidez a la torsión del bastidor de travesaños.

Para guiar el nuevo eje trasero se utilizan cuatro brazos longitudinales a cada lado y una barra Panhard. Esta construcción aumenta el confort al circular por carretera a velocidad de crucero. En terrenos sin pavimentar, una carrera de compresión y extensión de 82/142 milímetros detrás y una altura libre sobre el suelo de 241 milímetros en el engranaje del eje trasero aumentan la seguridad en situaciones extremas. Con el fin de reducir la tendencia al balanceo se montan estabilizadores transversales adicionales en el eje delantero y en el eje trasero del G 63.

El tren de rodaje AMG RIDE CONTROL equipa de serie un sistema de amortiguación adaptativa regulable. Este sistema con regulación electrónica y funcionamiento completamente automático adapta de forma progresiva la amortiguación en cada rueda en función de la situación. De ese modo mejoran la seguridad de conducción y el confort de rodadura. La amortiguación se regula individualmente para cada rueda en función del estilo de conducción, las condiciones de la calzada y el reglaje elegido para el tren de rodaje. Esto hace posible elegir el punto de operación ideal en cada caso a partir de numerosas informaciones, como la aceleración o la velocidad de marcha.

El conductor selecciona uno de los tres diagramas característicos de la amortiguación —«Comfort» «Sport» y «Sport Plus»— mediante un pulsador en la consola central, adaptando así la sensación de conducción a sus preferencias particulares.

Confirmación directa e inequívoca del contacto con la calzada:
la dirección paramétrica AMG

La dirección paramétrica electromecánica incorporada por primera vez en el G 63 trabaja con desmultiplicación variable y transmite al conductor una confirmación precisa y auténtica de la adherencia de las ruedas. Al circular a alta velocidad disminuye la asistencia de la servodirección, que aumenta de forma progresiva a bajas velocidades. De ese modo se precisa una fuerza relativamente reducida para manejar el volante a baja velocidad y se conserva el control ideal sobre el vehículo a velocidades superiores. El conductor puede elegir dos reglajes para la asistencia de la servodirección, «Comfort» o «Sport». La curva característica correspondiente se activa automáticamente en función del programa de conducción DYNAMIC SELECT seleccionado, o bien se puede definir a través del programa «Individual». En el modo «Sport», el conductor recibe una confirmación más directa sobre las condiciones dinámicas de conducción.

Modificar la característica del vehículo con una simple pulsación:
AMG DYNAMIC SELECT

Por primera vez en la historia de la Clase G de Mercedes-AMG es posible personalizar la característica de la conducción pulsando un botón. Para ello es posible elegir entre cinco programas de conducción para carretera y tres programas de conducción específicos todoterreno.

Los cinco programas de conducción para carretera de DYNAMIC SELECT —«Calzada resbaladiza», «Comfort», «Sport», «Sport+» e «Individual»— permiten un grado muy amplio de diferenciación entre una conducción eficiente y confortable y otra especialmente deportiva. Con esta selección se modifican importantes parámetros, como la respuesta del motor, el cambio, el tren de rodaje y la dirección. Con independencia de los programas de conducción DYNAMIC SELECT, el conductor puede seleccionar directamente el modo manual accionando la tecla «M» para cambiar de relación utilizando exclusivamente las levas de cambio en el volante. Del mismo modo es posible seleccionar en caso necesario los niveles de regulación de la amortiguación adaptativa regulable.

Para la conducción fuera de las vías compactadas se han previsto tres programas offroad específicos «Sand», «Trail» y «Rock». Estos programas se activan con los pulsadores previstos en la consola central para activar el bloqueo del diferencial central y se seleccionan a continuación con el interruptor basculante de DYNAMIC SELECT. «Trail» optimiza las prestaciones del vehículo sobre terreno blando, embarrado o resbaladizo. «Sand» modifica los parámetros con dinamismo deportivo para asegurar el máximo agarre y una maniobrabilidad ideal sobre pistas de arena o sobre las dunas en el desierto. «Rock» es el programa para terreno rocoso especialmente exigente, con cruces extremos de los ejes y pérdida de contacto frecuente de una o varias ruedas con el suelo.

Todos los programas de conducción onroad y offroad se visualizan tanto en el cuadro de instrumentos como en el visualizador central de medios. Si se desacoplan todos los bloqueos de diferencial se recuperan los ajustes de los programas de conducción onroad.

Carrocería: creada para los campos de utilización más duros

La base para la gran aptitud todoterreno del G 63 es el bastidor de travesaños rígido a la torsión, fabricado en acero de alta resistencia con carrocería superpuesta de estructura mixta. Esta construcción es mucho más robusta que una carrocería autoportante y, por lo tanto, mucho más idónea para la conducción todoterreno. El bastidor es el punto más bajo de la estructura del vehículo. De esa manera se asegura un centro de gravedad bajo y se protegen los grupos de propulsión, el depósito de combustible y el sistema de escape de posibles contactos con el suelo. Por ejemplo, al sobrepasar obstáculos.

Otro objetivo del desarrollo era reducir la masa de la carrocería. El equipo de especialistas utilizó un prototipo digital para simular la vida útil de componentes individuales y de grupos funcionales, con el fin de identificar los puntos en los que es posible utilizar materiales más ligeros sin detrimento de la durabilidad, la vida útil del vehículo y la calidad.

El resultado es una combinación completamente nueva de materiales. En la carrocería se utilizan diferentes tipos de acero. Los guardabarros, el capó y las puertas se fabrican en aluminio. Con el fin de poder conservar las bisagras y las manillas típicas de las puertas de la Clase G, los responsables de desarrollo han adaptado estos componentes a la nueva estructura de aluminio. Los montantes A y B se fabrican en acero de alta resistencia, de acuerdo con sus funciones portantes.

Gracias a esta construcción inteligente ha sido posible incrementar la rigidez a la torsión del bastidor, la carrocería y los soportes de la carrocería en un 55%, de 6.537 a 10.162 Nm/grado. Esto constituye la base perfecta para la máxima precisión de conducción. Al mismo tiempo mejora el confort, pues los ocupantes perciben menos vibraciones y ruidos en el habitáculo.

El techo no se suelda por puntos como hasta ahora, sino que se une al resto de la carrocería utilizando técnica de soldadura láser. De ese modo aumenta la resistencia de la carrocería y mejora la calidad de la superficie. Se han conservado las bridas de ensamblado, pero se han optimizado para el nuevo procedimiento de soldadura. Por primera vez se montan todas las ventanillas fijas por adhesión a la carrocería. Como resultado de esta técnica de ensamblado mejora la rigidez a la torsión del cuerpo del vehículo y aumenta la resistencia a la corrosión de los marcos de las ventanillas.

El perfeccionamiento de las puertas tenía asimismo como fin mejorar la aptitud todoterreno del vehículo. Las puertas laterales y la puerta posterior están revestidas en el interior con una lámina protectora que evita que pueda penetrar agua en el habitáculo al atravesar cauces de agua. Las superficies del bastidor, el piso del vehículo y la carrocería reciben un tratamiento especial para asegurar que puedan resistir la acción de factores externos como el agua, la nieve, la sal antihielo o la arena.

Deportivo y llamativo: el diseño exterior

Una larga serie de atributos inconfundibles de diseño confieren al nuevo AMG G 63 una apariencia singular. Cabe destacar la silueta angulosa, el capó superpuesto, las bisagras en el exterior de las puertas, los faros redondos, los intermitentes superpuestos, las robustas manillas de las puertas, los resistentes listones protectores con insertos en negro de alto brillo y emblema AMG en color plata y la rueda de repuesto colocada en el exterior de la puerta posterior, con cubierta de acero inoxidable y estrella Mercedes en diseño tridimensional.

En el frontal del G 63 destacan la calandra del radiador específica de AMG y el parachoques propio de AMG con amplias entradas de aire laterales y elementos de adorno en color plata iridio mate. El equipamiento de serie incluye faros principales, intermitentes y luces traseras en tecnología LED High Performance. Esta técnica de alumbrado precisa menos energía que los faros convencionales y se distingue además por su larga vida útil.

Como opción pueden elegirse los faros MULTIBEAM LED. Este sistema trabaja con 84 LED de alta potencia activables por separado. Gracias a ello se ilumina la calzada automáticamente con gran claridad y es posible un control exacto de la distribución de la luz sin deslumbrar a otros usuarios de la vía reconocidos. Gracias al control individual es posible configurar el haz de luz del faro izquierdo y derecho de forma independiente, adaptándolo con gran dinamismo a la situación del tráfico. De esa manera aumenta la seguridad de todos los usuarios de la vía.

La función de luz antiniebla ampliada que forma parte de la técnica MULTIBEAM LED permite utilizar el faro del lado del conductor para iluminar con mayor intensidad el arcén de dicho lado y suprimir al mismo tiempo el alumbrado en la parte superior del cono de luz. De ese modo se ilumina con mayor claridad la sección exterior de la calzada y se reduce el deslumbramiento del conductor resultante de la reflexión de la luz del faro en la niebla.

Nueva función de iluminación para aumentar la seguridad

Otro equipo que se beneficia igualmente de la funcionalidad de la tecnología MULTIBEAM LED son las luces de carretera automáticas Plus. Gracias al alto número de píxeles se consiguen una precisión y un dinamismo inéditos en las áreas oscuras al operar con luz de carretera parcial. En consecuencia, es posible utilizar con más frecuencia la luz de carretera. Una vez activado, el sistema pone siempre a disposición el mayor alcance viable de los faros.

Otros atributos distintivos del Mercedes-AMG G 63

También son rasgos característicos del G 63 los pasarruedas ensanchados delante y detrás, que ofrecen más espacio para montar ruedas mayores y más anchas. Peldaños laterales de serie, elementos de adorno específicos en el parachoques delantero y trasero y la pintura metalizada de serie completan el exclusivo diseño exterior. Otros atributos que permiten reconocer al nuevo vehículo son los distintivos «V8 BITURBO» en los guardabarros delanteros y la designación de modelo Mercedes-AMG G 63 en la puerta posterior. Las pinzas de freno rojas, discos de freno perforados y, por primera vez, llantas de 22 pulgadas ponen un punto final robusto al diseño exterior.

El paquete AMG Night opcional añade un toque de distinción al G 63. Este equipo consta de elementos tintados en color negro en los faros delanteros, las luces traseras, los cristales de cubierta de los intermitentes, la luneta trasera y las ventanillas laterales traseras. La pintura de color negro obsidiana de la carcasa de los retrovisores exteriores, del aro de la rueda de repuesto y de los elementos de adorno en los parachoques delante y detrás acentúa junto con la protección de bajos de color negro la imponente presencia del todoterreno, subrayada por las llantas en color negro mate y formato de 21 ó 22 pulgadas.

Carácter deportivo con detalles inconfundibles: el diseño del interior

El diseño interior del nuevo G 63 obedece a una configuración nueva y moderna, que asume determinados elementos del exterior. Algunos ejemplos son los difusores laterales de ventilación, que reproducen la forma de los faros redondos, y los altavoces de tonos agudos en el tablero de instrumentos, que reflejan la configuración de los intermitentes. Otros elementos típicos del G 63 son el asidero por delante de la plaza del acompañante y los interruptores centrales con adornos cromados para los tres bloqueos de diferencial.

El tablero de instrumentos de configuración completamente nueva incluye de serie relojes analógicos en diseño de tubo. Como equipo opcional puede encargarse el puesto de conducción widescreen con técnica plenamente digital e instrumentos virtuales en el campo visual directo del conductor, así como un visualizador central por encima de la consola central. Ambos visualizadores de 12,3 pulgadas cuentan con una cubierta común de cristal y se funden ópticamente en una unidad funcional. El conductor puede elegir entre tres vistas diferentes —«Classic», «Sport» y «Progressive»— y seleccionar individualmente la información deseada.

Del nuevo canon de dimensiones en el habitáculo se benefician todos los pasajeros. El aumento de la longitud (+ 101 milímetros), la anchura
(+ 121 milímetros) y la altura (+ 40 milímetros) crea la base para un mayor espacio en comparación con el modelo anterior. Las dimensiones interiores más importantes en resumen:

Denominación Diferencia
Espacio para las piernas delante + 38 mm
Espacio para las piernas detrás + 150 mm
Espacio a la altura de los hombros, delante + 38 mm
Espacio a la altura de los hombros, detrás + 27 mm
Anchura a la altura de los codos, delante + 68 mm
Anchura a la altura de los codos, detrás + 56 mm

Los asientos traseros pueden abatirse en tres configuraciones diferentes, que equivalen a un 40, 60 o un 100% de la anchura total. Los asientos de la Clase G se distinguen por su forma ergonómica, equipan de serie numerosas funciones de confort y brindan más comodidad y mejor sujeción lateral. A esto se añaden, por ejemplo la función de memoria para el asiento del conductor, la calefacción de asiento delante y detrás y los reposacabezas de confort delante.

Este confort puede incrementarse opcionalmente con el paquete de asientos multicontorno activos. Junto a los asientos multicontorno específicos, este paquete incluye diversas funciones de masaje, climatización de asiento y una calefacción de asiento de respuesta rápida. Además, esta versión cuenta con un apoyo lumbar de ajuste eléctrico para el conductor y el acompañante. En las zonas laterales de la banqueta y el respaldo de los asientos multicontorno activos se han integrado cámaras de aire, que se llenan o se vacían con regulación progresiva en función de las condiciones dinámicas de la conducción para brindar mayor sujeción lateral al conductor y el acompañante y para retenerlos en su posición durante la conducción dinámica, o al tomar curvas.

Nuevo volante AMG Performance de serie

Diseño extremadamente deportivo, aro de contorno acusado para facilitar el agarre y manejo intuitivo son los distintivos del nuevo volante AMG Performance forrado en napa que se incorpora de serie. Cuenta además con una sección inferior plana y perforación en la zona de agarre. Las levas de cambio en el volante están galvanizadas.

Utilizando los botones de control táctil integrados es posible manejar de forma intuitiva las funciones del cuadro de instrumentos (a la izquierda) y del sistema multimedia (a la derecha) mediante movimientos de barrido horizontales y verticales del dedo. Al igual que sucede en la Clase S, el asistente activo de distancia DISTRONIC y el TEMPOMAT se ajustan mediante los mandos del panel de control izquierdo. En los paneles de control del lado derecho se encuentran los interruptores para activar el mando fónico y el teléfono, para regular el volumen de reproducción de sonido, para seleccionar canciones y para hacer uso de otras funciones del sistema multimedia.

Sonoridad característica AMG V8 en el tubo de escape

El equipo de escape de doble flujo acaba en las salidas laterales dispuestas por debajo de las puertas traseras. Las salidas dobles de escape en cromo de alto brillo emiten la sonoridad típica de los motores V8 de AMG. La mariposa de escape de serie puede conectarse en dos niveles —utilizando un pulsador en la consola central o de forma automática, en función del programa de conducción seleccionado— y genera una sonoridad individual, deportiva o discreta.

Exclusivo modelo especial «Edition 1» en la fecha de lanzamiento al mercado

A partir de la fecha de lanzamiento al mercado del Mercedes-AMG G 63 se pone también a la venta el exclusivo modelo especial «Edition 1». La combinación de detalles de equipamiento catapulta este modelo especial a la cabeza de la oferta. El cliente tiene a su disposición numerosos colores para la carrocería: negro magnetita, negro obsidiana, plata iridio, plata Mojave, gris selenita, designo grafito metalizado, designo negro platino, designo blanco místico bright, designo platino magno y designo negro noche magno. Las franjas deportivas en los laterales del vehículo marcan un discreto contraste con su color gris grafito mate. Las carcasas de los retrovisores exteriores están adornadas por franjas decorativas rojas. El paquete AMG Night con elementos en negro de alto brillo refuerza esta poderosa impresión. Las llantas forjadas de 22 pulgadas en color negro mate y diseño de radios cruzados cuentan con pestañas de llanta pintadas en color rojo.

El habitáculo recoge este tema de diseño en numerosos elementos de contraste de color rojo. Encontramos este color en numerosos componentes del equipamiento como, por ejemplo, las costuras de adorno en color de contraste rojo en el portainstrumentos, la consola central, los paneles interiores de las puertas y los asientos traseros. Este llamativo color adorna también los asientos deportivos forrados en napa negro/red pepper en las plazas delanteras. Los asientos deportivos están disponibles de serie con un dinámico pespunteado en rombos y costuras de adorno en color de contraste rojo. Los elementos de adorno de fibra de carbono contienen elementos en red pepper, y el volante Performance con sección inferior plana forrado en microfibra DINAMICA muestra costuras de contraste rojas y una marca roja en la posición «12 h».

El nuevo Mercedes-AMG G 63 celebra su estreno mundial en el marco del Salón del Automóvil de Ginebra el 6 de marzo de 2018. El inicio del plazo para realización de pedidos está previsto para finales de marzo de 2018 y la introducción en el mercado a partir de junio de 2018.

Resumen de datos técnicos

  Mercedes-AMG G 63
Motor V8 de 4,0 litros con dos turbocompresores
Cilindrada 3.982 cm3
Potencia 430 kW (585 CV) a 6.500 rpm
Par motor máximo 850 Nm a 2.500-3.500 rpm
Propulsión Tracción integral AMG Performance 4MATIC con distribución de par con prioridad al eje trasero (40:60)
Cambio AMG SPEEDSHIFT TCT de 9 marchas
Consumo mixto
de combustible
 

13,2 l/100 km

Emisiones de CO2 en el ciclo mixto 299 g/km
Categoría de eficiencia F
Masa (DIN/CE) 2.485* kg/2.560** kg
Aceleración 0-100 km/h 4,5 s
Velocidad máxima 220 km/h***
240 km/h*** (con paquete Driver)

 

*Masa en vacío en orden de marcha según DIN, sin conductor. **Masa en vacío en orden de marcha según CE incluyendo conductor (75 kg). ***Regulada electrónicamente.

El nuevo Mercedes-AMG G 63

Personas de contacto:

Enrique Aguirre de Cárcer ([email protected])
Juan de la Rocha García ([email protected])
Susana Martín Sáez ([email protected])

 

Dirección de Comunicación

Mercedes-Benz España S.A.U.

e-mail: [email protected]

Tel.:      +34 91 484 60 00

www.media.daimler.com y www.mercedes-benz.es